Tillandsias ¿Por qué son tan especiales?

Tillandsias ejemplos de soportes

En este artículo voy a contar, para aquellos que apenas conocen las tillandsias, por qué son tan especiales.

La primera vez que yo vi una tillandsia quedé hipnotizado: ¿Dónde está el truco? ¿Son naturales?

No solo son naturales; son hermosas, son diferentes y son únicas.

T. Velutina

Estas plantas son fáciles de cuidar, tienen unas flores espectaculares y hay muchas especies con una gran diversidad de formas y colores.

Pero lo más sorprendente de todo: Las tillandsias se independizaron del suelo ¿Cómo lo hicieron?: Pueden prosperar sin raíces.

En otras palabras, no necesitan tierra, y esto las convierte en plantas que pueden vivir en el aire.

El secreto está es que han desarrollado en sus hojas unas células especiales llamadas tricomas, especializadas en absorber los nutrientes que llegan a través del aire o del agua. De hecho, también son conocidas como plantas del aire, claveles del aire o plantas aéreas.

T. MagnusianaEn algunas tillandsias, si las observamos de cerca, podemos contemplar una fina capa blanca sobre las hojas. Se trata de una formación de escamas compuestas de minúsculas vellosidades donde se alojan los tricomas. Al rociar la planta, estas vellosidades se ocupan de retener el agua y los posibles nutrientes que esta lleva para facilitar su aprovechamiento.

A partir de esta revolución biológica, se desarrollaron muchísimas variedades, hay casi 700 especies reconocidas.

Estas plantas utilizan las raíces para sujetarse a los troncos o a las ramas de los árboles. No son parásitas; de hecho, se pueden establecer también en rocas.

Si les ofrecemos a nuestras tillandsias un soporte adecuado no necesitarán desarrollar raíces, y si las desarrollan lo harán de forma testimonial. De esta manera podemos situarlas en un sinfín de lugaresT. Capitata peach y desarrollar formas y diseños fantásticos.

Las tillandsias son plantas relativamente resistentes, fáciles de cultivar y mantener, con una floración espectacular y muy agradecidas: piden poco y dan mucho.

¡Si no las conoces aún, seguro que te van a sorprender!

*****

Si quieres ver la versión de este artículo en vídeo, aquí lo tienes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *